Zona de Padres

10 principios de la seguridad vial para niños

categoria: {Ciudad}

A continuación encontrarás una serie de principios básicos que te servirán para enseñarle a tus hijos hábitos y comportamientos para que sean peatones ejemplares y en el futuro, conductores responsables. 

  1. El peatón siempre debe estar atento: Lo primero es explicarles a tus niños las razones por las cuales deben poner atención cuando caminan por la ciudad y hacerles entender las consecuencias reales de no estar alerta o de no seguir las precauciones básicas que debe tener un peatón. 
  1. Peatón es a Andén como calle es a carro: Se enfático explicándoles a tus niños que los andenes son para los peatones. Diles que por ninguna circunstancia pueden caminar por las calles, pues estas están hechas para que los carros, buses, motos y camiones puedan andar.
  1. Las bicicletas también cuentan: Tus niños no solo deben aprender a tener cuidado con los carros, motos o buses. También deben estar alerta para evitar ser atropellados por una bicicleta. Muéstrales el símbolo de las ciclorutas y recuérdales que siempre deben hacerse a un lado cuando vean este símbolo. Enséñales a reconocer el sonido del timbre de bicicletas para que reaccionen ante este sonido.
  1. Parar en vez de lamentar: Asegúrate de que tus niños SIEMPRE paren antes de cruzar la calle (así el semáforo esté en verde). Insísteles en que nunca deben cruzar la calle en amarillo, el verde es el único color válido para cruzar. Cada vez que se detengan, diles que deben mirar a ambos costados. Cuando estén cruzando a través de un trancón, enséñales a detenerse entre cada fila de automóviles para que detecten motos o bicicletas que puedan estar avanzando ente los carros. Enséñales a tus hijos a hacer contacto visual con los conductores antes de cruzar la calle. De esta forma se asegurarán de que el conductor note su presencia en la vía.
  1. Las señales de tránsito: Enséñales a reconocer y a obedecer las señales de tránsito. Puedes hacer un juego en casa usando láminas de colores o imágenes de internet y preguntándoles “¿Cual es el significado de esta señal?”. Intenta premiarlos cuando acierten, así el juego será aun más divertido para ellos. Aprovecha para practicar las señales con ellos mientras caminan juntos, cuando toman el bus o cuando van en el carro. 
  1. Practica con ellos: Los niños aprenden por observación e imitan las acciones de sus padres. Mientras caminas con ellos al colegio o a la tienda, enséñales a que siempre deben usar las cebras o los puentes peatonales para cruzar las calles, así toque caminar un poco más. Explícales que el ejercicio físico es bueno para su salud y que es preferible estar a salvo que arriesgar su vida por acortar el camino. Si practicas con ellos las reglas todos los días, en el momento en el que ellos sean capaces de caminar y cruzar las calles sin ayuda, ninguna de las normas para peatones los tomará por sorpresa.
  1. Sin cinturón, el carro no arranca: Enséñales la importancia de usar el cinturón de seguridad y cuéntales las historias de las vidas que se han salvado por tener puesto el cinturón en un accidente. Recuérdales que deben ponérselo antes de arrancar y no quitárselo hasta que el carro se detenga.
  1. Respeta los límites de velocidad: Cuando estés conduciendo, enséñales a tus niños la importancia de no pasar los límites de velocidad y explícales las fatales consecuencias por ir demasiado rápido. A medida que recorren la ciudad, indícales cuál es la velocidad máxima en cada zona.
  1. Las ambulancias primero: Diles a tus hijos que siempre se debe dejar pasar a las ambulancias, a la policía y a los carros de bomberos. Explícales que ellos deben llegar rápido a su destino para salvar vidas. 
  2. El celular puede esperar: Teniendo en cuenta que el uso de teléfonos celulares es hoy en día una de las principales causas de los accidentes de tránsito, enséñales a tus niños a que NUNCA se debe usar el celular mientras conduces o cruzas la calle. Recuérdales que es mejor esperar y contestar el mensaje o la llamada al llegar al destino, que lamentar un accidente. No olvides que tu buen ejemplo es clave, así que ¡Mantén tu celular lejos del volante!.                       

 

Laura Martínez

Psicóloga Especialista en Comunicación Terapeutica de la Clínica Tavistock de Londres

Equipo KIDON 

Compartir